Crépe dulce de harina de garbanzos con relleno de arándanos y cubierta de manzanas almibaradas


Hace unos meses atrás había utilizado la harina de garbanzos para preparar una tortilla con verduras (podés ver la receta aquí), pero por su versatilidad (al fin y al cabo es una harina, pero con la particularidad de que no contiene gluten) y sabor ligeramente dulzón, pensé que bien puede emplearse en recetas dulces. De modo que me puse manos a la masa para realizar una preparación que me permitiera participar del Primer Reto de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado Dulces, en el que uno de los ingredientes para emplear en la receta podía ser los garbanzos (Pues bien, para obtener la harina de garbanzos sólo debemos moler en procesadora de alimentos los garbanzos crudos, limpios y secos).





Les garantizo que por el resultado obtenido bien valió la pena hacer caso omiso a las caras raras que me ponían familiares y amigos cuando les decía que tenía entre manos la preparación de una crépe rellena a base de harina de garbanzos. Será que en mi país harina de garbanzos es sinónimo de fainá (especie de pizza fina que se prepara a base de esta harina y que, en muchos casos, acompaña a la pizza tradicional para comerse a la par, la una de  la otra, bocado a bocado) y nos cuesta pensar qué otras posibilidades le vemos a ese humilde y bastante común ingrediente...

Antes de ponernos a trabajar, les dejo el listado de ingredientes que necesitaremos para esta crépe (o panqueque relleno, como le decimos aquí).
  





Para empezar la receta con buen pie y buena letra, la noche anterior (o la mañana temprano de ese mismo día, a más tardar), poné a marinar un puñado de arándanos congelados (en mi caso, eran unos 32) en el jugo de una naranja, con 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharadita de canela.





Lo primero será preparar la masa de la crépe. Para ello, en un bol colocá 150 gramos de harina de garbanzos, previamente tamizada. Añadí 5 cucharadas bien colmadas de azúcar integral y la ralladura de una naranja.




Por último, incorporá 300 cc. de leche fría (descremada, en mi caso) y, con un batidor de alambre, integrá muy bien los ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea.




La masa quedará descansando hasta que termines de preparar la cobertura para este postre que bien puede ser el comienzo de un día lleno de energía y sabor, el acompañamiento ideal para una merienda de media tarde o el despertar soñado para un desayuno-sorpresa romántico.

En una cacerolita colocá una nuez de manteca, el jugo de una naranja, 2 cucharadas bien copetonas de azúcar negra y 1 manzana cortada en rodajas más o menos parejas (eso facilitará que se cocinen al mismo tiempo).

Dejá la fruta al calor de un fuego bajo hasta que se forme un almíbar con el azúcar y el jugo de naranja, al mismo tiempo que las manzanas se ablanden sin que lleguen a desarmarse. En ese punto, sacalas del fuego, y reservalas hasta que se enfríen o entibien.




Respecto del almíbar, si no se espesó lo suficiente al momento de sacar las manzanas, dejalo unos minutos más hasta lograr la consistencia de salsa.

Ahora sí, es momento de preparar la crépe: En una sartén (podés usar una wafflera o panquequera si la tenés, pero si no es el caso, no te prives de preparar esta receta porque en sartén de un tamaño mediano o pequeña queda perfecta) colocá una cucharada de aceite neutro y esparcila bien por la superficie para que el panqueque no se adhiera a la hora de darlo vuelta.

Con un cucharón colocá una parte de la masa de crépe e incorporale los arándanos escurridos. De inmediato, volcá el resto de la preparación encima del relleno y cociná a fuego medio hasta que se despeque de los bordes.




Una vez que la masa se sienta suelta de la sartén, darás vuelta el panqueque relleno con cuidado de no romperlo. Para ello, podés ayudarte de una tapa de cacerola o plato (como si se tratara de una tortilla).

Cuando esté dorada y bien cocida, serví la crépe en un plato, decorándola con las manzanas y rociándola con el almíbar de naranja.




Algunos consejos finales: Con estas cantidades de ingredientes se logra una crépe de proporciones generosas (en los restaurantes de Buenos Aires, algún mozo con años de experiencia le aclararía a sus clientes que este postre es "para compartir" porque se trata de una porción abundante), aunque podés repartir la masa en crépes más pequeñas, dependiendo del diámetro de la sartén que utilices y lograr, así, porciones menos abundantes. Sin embargo, si quisieras preparar más mása para convidar a invitados o una familia numerosa, recordá que siempre se debe mantener una proporción del doble de leche (también podrías utilizar agua fría en su lugar) respecto de la harina de garbanzos.

En cuanto a la consistencia ideal de la masa para panqueques o crépes es algo más densa que la de la leche. De ese modo, quedarán deliciosos, aireados y menos pesados. Y no olvides dejar descansar la masa antes de avocarte a la tarea de preparar los panqueques o crépes.





Es una receta apta para todos aquellos que no puedan ingerir harinas con gluten y para quienes se animen a probar nuevos sabores.

La combinación del dulzor de la harina de garbanzos con mucho perfume a naranja (por la presencia de ralladura), con los arándanos macerados en canela, las manzanas almibaradas y bañadas en su propia salsa es suave, deliciosa y muy tentadora. Tanto que, probablemente, no quede mucho más que las migas en el plato...




Hoy, además, es el Día Internacional del Gofre (o Waffle) #diadelgofre. Si bien mi crépe rellena no es estrictamente un gofre o waffle porque no está preparado en gofrera (aparato que le confiere esa forma y aspecto particular a los gofres), quisiera compartirla con ustedes - como si se tratase de una prima algo distinta al común de la familia - porque esta misma combinación de ingredientes puede utilizarse para preparar esta receta (o las que se les ocurra a partir de esta idea) en gofrera, convirtiéndose así, y por definición, en  un gofre...

De modo que, con la licencia y el permiso de ustedes, me gustaría participar con esta receta en este evento mundial al que me invitó Carmen de Rezetasdecarmen,  a quien le agradezco mucho por la propuesta.




En fin... Cocinar muchas veces tiene que ver con aprovechar aquello que tenemos en la despensa o la heladera de casa, los productos que mejor se dan en determinada estación del año, combinar sabores que sabemos (o presentimos) son afines, aceptar desafíos y dejarnos llevar por nuestro costado creativo, por nuestra inspiración e imaginación.

Más allá de cualquier resultado, estoy agradecida a Victoria La Tauleta y a Carmen por tenerme en cuenta para sus retos/celebraciones porque fueron la chispa inicial de mi receta y la inspiración. Ya que el gusto por compartir con otros e intercambiar experiencias, platos e historias siempre la agradezco porque es una oportunidad única y enriquecedora.

Nos vemos en unos días con otra receta. Hasta entonces, disfruten mucho y ¡Bon appétit, amigos!

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas




Comentarios

  1. Me encantan los arándanos! delicioso!!!! Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angélica, a mí también me encantan los arándanos que, aquí, aportan mucho sabor y presencia (además, macerados en jugo de naranja y canela quedan más ricos todavía), combinando muy bien con las mazanas y otros sabores de esta receta.
      ¡Muchas gracias! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Espectacular! vaya combinación de sabores!!! delicioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, me alegra mucho que te guste la receta. La combinación de sabores y texturas componen un plato sencillo (con un par de vueltecitas solamente) muy perfumado y sabroso.
      Un beso.

      Eliminar
  3. ¡Se me hace la boca agua! No se me habría ocurrido lo de la harina de garbanzos, pero precisamente tengo media bolsa que me sobró de las tortillitas de camarones, así que habrá que aprovechar!! Me encanta. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmina, es buen momento para que pruebes otras posibilidades cn la harina de garbanzos. Estoy segura que se te van a ocurrir exquisiteces.
      :) Un beso.

      Eliminar
  4. Guauuuuuuu, Silvi! Con esta receta ganás seguro! Hoy mientras escribía mi post pensé enseguida en vos! Sos mi mejor libro! Fijate y vas a ver de qué hablo...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabi, me alegra que te guste la propuesta.
      ¡Con qué intriga me dejás! Ya mismo paso a mirar tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que rico!! Yo quiero uno, te ha quedado delicioso!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vane, me alegra que te guste mi receta. Estoy segura qeu si la probás, quedarás encantada por la combinación de sabores.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ummm....realmente deliciosa!!!! Suerte en el reto!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen. Me alegra mucho que te guste mi receta.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Nunca he probado la harina de garbanzos pero los crepes te han quedado deliciosos. Me ha encantado la receta. Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Bouquet Garni, primero disculparme antes de nada... veo que no me da tiempo a leerlo todo , voy leyéndolo... despacio pero estoy en ello, aunque es tarde... muy tarde. Gracias por tu comentario, por tu participación espero que me puedas disculpar... gracias de nuevo, es un verdadero placer que compartas tus recetas con todos nosotros en Cocineros del Mundo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. Victoria, te agradezco mucho tus hermosas palabras. Para mí es un gusto enorme participar del Reto de Cocineros del Mundo, así como formar parte de esta bellísima comunidad que nos enriquece cada día con conocimientos, amistades virtuales, camaradería y experiencia.
    ¡Un cariño enorme!

    ResponderEliminar
  10. Hola, te felicito por las recetas que nos pasas. Yo uso mucho la harina de garbanzos en reemplazo de la comun, por ej. la pizza hago faina como base y luego le pongo la salsa, jamon, morrones muzzarela etc y a la mazza de garbanzos le pongo una cebolla grande, la harina de garbanzos, aceite de oliva, mucho gengibre, un poco de sal marina y agua y licuo todo y queda riquisima. y en postres tambien la uso y en lugar de miel o azucar en este postre puedo usar estevia (pongo un punado de hojas con agua filtrada y esta larga todo el dulzor) porque la miel no me sienta bien, pero en este postre tengo miedo que al reemplazar el azucar por el agua endulzada con stevia no se me haga el almibar. Quisiera saber tu opinion. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Muchas gracias por tus elogios. Me alegra mucho que te gusten mis propuestas.
    La harina de garbanzos es un ingrediente muy agradecido, apto tanto para platos duces como salados que aporta interesantes sabores a las preparaciones.
    Si tomamos en cuenta el significado estricto de almíbar (disolución sobresaturada de agua y azúcar que se cocina hasta que comienza a espesar), para lograrlo necesitamos del azúcar...Sin embargo, podrás lograr un resultado similar al del amíbar de azúcar reemplazando en la receta el azúcar por hojas de stevia. En este caso, el propósito del almíbar es lograr cocer algo las manzanas, aportándoles su sabor. Por eso, dejarás que el agua y las hojas de stevia (le podés sumar vainilla o anís para aportar perfume y sabor) hiervan por algunos minutos y las dejarás que enfríen, logrando que espesen algo. De ese modo, obtendrás una preparación de textura similar a la del almíbar tradicional.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. Silvina, en efecto, podés reemplazar la leche de origen animal por leche vegetal (la de avena y la de almendras le quedan de mil maravillas) o por agua. Recordá que debe estar fría para que, en unión, con la harina de garbanzos no se convierta en una preparación algo gomosa (esa propiedad de la harina de garbanzos se utiliza para reemplazar a los huevos en diferentes preparaciones). ¡Éxito con la receta!
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares