Receta de Navidad. Turrón de avena (Argentina).

Los turrones son invitados de honor en toda mesa dulce navideña que se precie de tal. Los hay blandos o duros, con muchos frutos secos o a base de yemas, coco o dulce de leche, con praliné, bañados en chocolates, con denominación de origen, más o menos tradicionales... En fin, los hay para todo los gustos.

La receta que les presento hoy tiene como origen (algo incierto, a decir verdad) mi país porque, según me cuentan los más memoriosos (tal vez, algunos de ustedes puedan aportar algún dato más), está basada en un postre que se hizo muy popular allá por las décadas de 1960-1970 a partir de un recetario de Quaker, la famosa marca de avena.

Como dije recién - y lo remarco ahora - este turrón está basado en aquel otro porque, en definitiva, es mi propia versión de un clásico postre local que se preparaba en capas, con galletas de agua (las típicas para untar), que muchas veces incluía dulce de leche, nueces picadas y un baño de chocolate derretido a modo de cobertura final.






Verán que con muy pocos elementos se puede preparar un exquisito turrón casero para servir junto con las variedades más tradicionales e incluir un elemento muy nutritivo, versátil y sabroso (la avena) en otra preparación nueva.

Con ustedes, los ingredientes que necesitaremos para cocinar. Con estas cantidades saldrán entre 2 y 3 turrones, dependiendo del tamaño.





En una olla, colocá 250 gramos de manteca cortada en cubos. Llevala a fuego muy bajo hasta que se derrita. Entonces, agregá 1 taza de azúcar negra, 1 taza de un muy buen cacao amargo en polvo (si es orgánico, mucho mejor), 2 tazas de avena (en copos) y 1 taza de leche (en mi caso, descremada).





Revolvé con cuchara de madera hasta obtener una mezcla homogénea. Retirá del fuego y añadí unos 280 gramos de galletitas dulces cortadas a mano (pueden ser de vainilla, dulce de leche, cereales o coco; evitá utilizar de chocolate para que se distingan en el turrón). Integrá todo muy bien.

Volcá la mezcla sobre una placa más bien chata (puede ser un molde industrial para hacer turrones o moldes caseros), enmantecada y cubierta con papel manteca o para cocinar, que facilitará el desmoldado posterior. Con espátula procurá que la superficie quede lo más pareja posible.




Dejá enfriar por algunas horas (podés llevarlo a la heladera para acelerar el proceso, tapándolo con papel film para que no se contamine con olores ni sabores) y desmoldá, tirando de las solapas de papel manteca que dejaste al momento de cubrir el molde.

Entonces, podrás cortar porciones a lo largo o a lo ancho, según tu preferencia, para obtener 2 o 3 turrones que conservarás envueltos en papel manteca y en la heladera hasta el momento de consumirlos.




A la hora de elegir porciones, como se trata de un turrón blando, prefiero cortar cuadraditos que servirán como bocados bien apetitosos para incluir en la mesa dulce junto con otras variedades de turrones, garrapiñadas, panes dulces y galletas.




En toda la zona del Mar Mediterráneo existe, desde hace siglos, una larga tradición de preparar dulces a base de miel y frutos secos (en especial, almendras) que se vio influenciada en particular por los pueblos árabes. Por ejemplo, los griegos durante los Juegos Olímpicos solían administrar a los competidores unos dulces similares a los turrones, preparados a base de frutos secos y miel.

Sin embargo, la historia de este alimento se habría visto ligada fuertemente a los ejércitos que encontraban en preparaciones similares a las que conocemos hoy un sustento que servía de provisión de nutrientes y proteínas con una baja posibilidad de ponerse en mal estado.




Más o menos blandos, de almendras o maní, acaramelados, a base de yemas o con frutas abrillantadas, de chocolate, dulce de leche o coco, los turrones forman parte de nuestras fiestas de fin de año desde siglos atrás y conforman parte también de nuestra identidad (especialmente española e italiana). Por eso, los animo a preparar esta versión muy rápida, con pocos ingredientes y a prueba de principiantes para incluir un sabor bien casero en su mesa navideña.

Nos reencontramos en unos días. ¡Disfruten mucho!


Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. No me pierdo esta receta por nada del mundo ! Comí turrón de avena hace muchos años y nunca di con la receta. Ya veremos cómo me sale. Besos. !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, me alegra mucho que te guste la receta. Esta es mi versión (con algunos cambios respecto de la original) del turrón de avena que se hizo famoso allá por los años 1960-1970. Si querés la receta original, enviame un mail que te la transmito con todo gusto.
      Besos.

      Eliminar
  2. Esto es una "delicatessen" impresionante. Que bonita decoración.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sugarlove55, muchas gracias por tus elogios! Me alegra mucho que te guste mi propuesta. En verdad, es muy sabroso.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Tiene una pinta estupenda. Mucha suerte te lo mereces. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Norma! Me alegra que te guste mi propuesta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tiene una pinta estupenda este turrón! Ahora mismo cogería un cachito!!! Mmmmmm! Yo de momento he hecho el de yema y otro de nata y nueces, así que a ver si me animo y pruebo tu receta, que me ha gustado mucho ;)

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, me hace muy feliz que te guste mi propuesta.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hala, ya se que hacer con una caja de copos de avena que está muerta de la risa en la despensa desde hace tiempo! Me voy a poner a hacer tu turrón ya mismo! Ya te contaré qué me dicen!!!
    Un besazo guapísima, me alegro de verte tanto, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has visto mujer, pero si ya le encontraste destino a tus copos de avena y todo. Una maravilla... Jajajaja :D
      Estoy segura que les gustará este turrón blando, de textura suave y bien gustoso (de paso, incluís avena en alguna receta, sin morir en el intento).
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Me tienes sorprendida con la cantidad de cosas que haces con avena! Mira uqe me gusta, me encanta su sabor, pero no se me ocurren tantas cosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, la verdad es que me gusta mucho la avena en cualquiera de sus presentaciones, y es tan saludable y nutritiva que siempre estoy pensando en qué plato o de qué manera poder incluirla.
      Gracias por pasar por aquí. ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Este si que no lo he probado nunca, es la primera vez que lo veo y me parece muy interesante!! Será cuestión de ponerse a ello enseguida. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, creo que lo bueno de los turrones es que, además de los clásicos y tradicionales de siempre, podemos permitirnos licencias, jugar con ingredientes y formular nuevas propuestas para obtener otras variedades y sabores.
      Estoy segura que si lo probás, te gustará mucho porque es muy sabroso, suave y distinto.
      Besos.

      Eliminar
  8. Nunca he probado turrón de avena, este tiene un aspecto delicioso y seguro que su sabor también lo es. Una buena idea para variar los sabores de los turrones tradicionales. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus, es una receta bien gustosa y muy simple de preparar, como para sumar un turrón más a la amplia familia de los ya existentes y variar un poco. Estoy segura que si lo probás, te gustará mucho.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Que verdadeira delicia!
    Bjs, Susana
    Nota: Ver os passatempos a decorrer no meu blog:
    http://tertuliadasusy.blogspot.pt/2013/11/1-aniversario.html
    http://tertuliadasusy.blogspot.pt/2013/12/strudle-de-bacalhau-e-couve-com-chourico.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, Susana! Ainda bem que gostou.
      Beijos.

      Eliminar
  10. Buenos días. Qué tamaño de tazas usas? O si puedes decir en gramos o c.c. todavía mejor. Muchas gracias!
    xogel@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tamaño de tazas que utilizo es el set estándar más difundido de medidas anglosajonas en el que 1 taza equivale a 250 ml, 1/2 taza equivale a 125 ml., 1/3 de taza equivale a 80 ml. y 1/4 de taza equivale a 60 ml. Sin embargo, en muchas recetas que no requieren de una exactitud matemática, se puede utilizar la taza de tu preferencia (té, café, mug...) sin mayores complicaciones siempre que todas las mediciones de esa receta se realicen con la misma taza.
      En cuanto a las medidas en gramos de los ingredientes de esta receta expresados en tazas son las siguientes: 2 tazas de avena en copos equivalen a 200 gramos, 1 taza de cacao amargo equivale a 180 gramos, 1 taza de azúcar negra equivale a 150 gramos y 1 taza de leche equivale a 250 cc.
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario.
¡Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto! ;)

Google+ Seguidores

Entradas populares