Pan árabe integral con semillas

Esta receta me la había solicitado, hace ya unas cuantas semanas atrás, una lectora de Facebook. Le había prometido enseñarla y todavía no había tenido tiempo de publicarla. Pero... ¡Aquí está finalmente! ¡Gracias por la paciencia! ;)

El Pan árabe, también llamado Pan Pita o de Pita, es un pan chato o plano, blando, con poca miga, sin corteza crujiente, levemente fermentado, muy típico en la zona del Mediterráneo oriental y de Oriente Medio (Turquía, Bulgaria, Chipre, Arabia Saudita, Israel, Grecia, el sur de Italia, Egipto...). Este pan es ideal para hacer los más variados sabores de sándwiches y para preparar los clásicos bolsillos (al cortar sólo una parte del pan) que podemos rellenar con lo que más nos apetezca.

La versión que preparo contiene un poquitín de miga. ¿Por qué me gusta esta receta? Porque al preparar el pan con abundante harina integral (el 60%) y semillas es mejor que contenga un poquito de miga para que no quede una masa seca y más bien poco flexible. Sin embargo, si desean que los panes queden con menos miga todavía (les aclaro, por si acaso, que contienen muy poquita), quédense hasta el final de la receta que les cuento el truquito para lograrlo.




Este pan chato tiene algunas pocas mañas para su preparación, pero muy poquitos ingredientes, ya que se trata de un básico de la panadería mundial. 




¿Empezamos? En un bol, mezclá 300 gramos de harina integral fina con 200 gramos  de harina 000. Agregá 50 gramos de semillas (en mi caso, una mezcla de semillas de sésamo negro, integral y blanco junto con semillas de chía) y 1 cucharada al ras de sal fina. Reservá.




Aparte, disponé en otro bol 1 cucharadita de azúcar (puede ser blanca o integral/mascabo) con 10 gramos de levadura seca en polvo y 150 cc. de agua potable tibia. Cubrí con papel film y dejá descansar por unos 10 minutos en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire hasta que el fermento se active.




Una vez que pasó el tiempo y el fermento se activó, incorporá los otros 150 cc. de agua tibia (puede que requiera algo más de agua; esto dependerá de la altitud del lugar donde vivís, la humedad ambiente y la astringencia - o la falta de ella - de las harinas que utilices).

Utilizando el gancho amasador de tu batidora (o amasadora), comenzá a trabajar los líquidos mientras añadís la mezcla de harinas, semillas y sal que habías preparado antes. Hacé que la máquina sobe la masa hasta formar un bollo. Luego, disponelo sobre la mesa de trabajo, ligeramente enharinada, y amasá unos minutos hasta lograr una masa bien integrada y lisa.

Colocá el bollo de masa obtenido en un bol untado con aceite (o humedecido con rocío vegetal) y cubrilo con papel film. Dejalo levar hasta que duplique su volumen en un lugar algo cálido y al amparo de las corrientes de aire.




Una vez que esto ocurre, desgasificá ligeramente la masa sobre la mesa de trabajo enharinada y dividila en porciones del tamaño de una pelota de golf. Armá bollitos, amasándolos unos instantes, y ubicalos sobre placa enharinada. Cubrilos con un paño de cocina o con papel film y dejalos descansar hasta que dupliquen su tamaño.




Con palo de amasar/rodillo, sin realizar mucha presión, estirá cada bollito, espolvorndolo con un poquito de harina, hasta dejarlo de forma circular y con unos 3 milímetros de espesor/grosor.




Distribuí los panes sobre placa para horno (cubierta con una capa muy fina de harina), tapalos con papel film (o un paño de cocina) y dejalos que leven por 10 minutos.

Cocinalos en horno precalentado a 180-190°C por 5-10 minutos (el tiempo dependerá de tu horno), cuidando que se cocinen sin dorarse y formando apenas-muy apenas un piso.

Cuando los sacás del horno, apilalos y tapalos con un lienzo de cocina para que mantengan el calor y vayan enfriándose de a poco. Con esta sencilla tarea, lograrás que no se sequen ni endurezcan.




Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si lo desean, pueden utilizar sólo harina común (000) o harina integral para realizar los panes. En caso que utilicen harina integral, deberán tener más paciencia con los tiempos de leudado y vigilar celosamente la cantidad de líquido que requiera la preparación para que no queden duros.

Si prefieren, en lugar de semillas de sésamo y chía, pueden utilizar el mix de semillas que más les guste: amapola, calabaza, girasol, amaranto, anís...

Para que los panes queden con un poquito menos de miga (como ya les dije antes, mi versión no contiene mucha miga, pero puede que deseen que tenga menos todavía) cocínenlos en un horno a 230-240°C por 5 minutos aproximadamente. Esto hará que los panes se inflen bastante y que sus capas de masa se mantengan separadas entre sí.




Con estas cantidades se obtienen 12 panes de generosas proporciones que, una vez cocidos y fríos, se pueden guardar en freezer por 2-3 meses sin inconvenientes.
En las bodas búlgaras es costumbre entregar a los novios Panes pita, junto con miel y sal, para simbolizar igualdad y dulzura en la nueva vida que emprende esa pareja.

En Turquía se prepara un Pan pita con miga, llamado Pide, que se consume mucho en época de Ramadán que no es hueco sino con miga, suele estar cubierto con semillas de sésamo o de amapola y se lo pinta con yema de huevo.




Como ven, esta receta es bastante rendidora, práctica y no tiene mayores complicaciones que los tiempos de espera para que la masa leude de manera adecuada. 

Espero que la receta les guste y la pongan en práctica para obtener deliciosos panes chatos caseros ;)

Aquí les dejo otras recetas de panes que pueden interesarles...








Les agradezco mucho que me hayan acompañado hasta aquí una vez más y les recuerdo que, a partir de la semana próxima, y durante el mes de diciembre, tendremos receta navideña dos veces por semana (los martes y viernes) para poder disfrutar de más opciones a la hora de elegir el menú de las fiestas ;)

¡Hasta el martes, entonces! Pásenla muy bien, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Blagovesta Gosheva Digital Scrapbooking Design/Meagan's Creations/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Ya me pongo a hacerlos! muy buena idea la de agregar semillas, yo suelo hacerlos cuando me queda masa de las empanadas árabes, gracias por compartir la receta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya está, los hice, salieron maravillosos! riquisimos, ya me prepare un sandwich de lechuga, tomate y guacamole geniales, los recomiendo!chau chau

      Eliminar
    2. Kitara, me alegra mucho que te guste mi receta y que quedaras tan contenta al prepararla ;)
      ¡Muchas garcias por compartir tu experiencia!
      Saludos.

      Eliminar
  2. El pan precisamente no es lo mio, para cocinarlo me refiero, porque comerlo me encanta y cuando me encuentro con unos bollos maravillosos como estos, automáticamente empiezo a salivar. Me los imagino un poco tostados, con un poquito de aceite de oliva por encima y no puedo pensar en nada más bueno. Me comería un par de ellos por lo menos. Una delicia.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que mi receta te resulte tentadora :) Pero, creo que como tiene pocas mañas, este pan es ideal para lanzarse al placer de preparar tu propio pan casero ;) Estoy segura que te quedaría muy bien y que podrías disfrutarlo con un poquito de aceite de oliva y lo que más te plazca como relleno.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Es curioso como con la masa base, dando diferentes tiempos de levado y manipulándolos de una forma u otra, los panes salen totalmente diferentes. me gustan todas las opciones , cada una para su momento. Un beso amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elisa, el pan es uno de los alimentos más básicos y mágicos que podemos disfrutar. Desde el momento mismo en que lo preparamos, con los distintos sabores y procesos diferentes que podemos darle a unos pocos-poquísimos ingredientes: harina, levadura y agua...
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Mijú, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Ya sabes que a mí me encanta pasar por tu blog con cada receta y me encanta cómo explicas los pasos, las fotos tan bonitas y trabajadas que traes y el montón de trucos que nos ofreces. ¡Es que dan ganas de quedarse aquí tranquila en tu cocina hasta la próxima receta!

    Además tengo muchas ganas de ver tus propuestas navideñas ¡dos recetas por semana! ¡esto no me lo pierdo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuca querida, muchas gracias por tus lindas palabras y tus elogios! :)
      Sabés que en mi cocina siempre sos bien recibida y que, si algún día, visitás mi país también serás bien recibida en mi hogar ;)
      Espero estar a la altura de tus expectativas con las recetas navideñas que presentaré este año.
      Un beso grande y cuidate mucho.

      Eliminar
  6. Hola Silvina, me encanta tu versión integral con semillas del pan pita... así que tendré que probarla. Es que el pan de pita, en mi opinión, como la tuya es muy versátil pues te sirve para hacer un shawarwa, un kebab o un rico y nutritivo sándwich; además es ideal porque al cortarlo como si de un sobre o bolsillo se tratara, los ingredientes se quedan dentro y es más fácil de comer... me ha encantado tu propuesta y estoy deseando ver tus recetas navideñas, besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Como bien decís, este pan es muy versátil, a la vez que fácil de realizar y con las semillas y la harina integral queda más sabroso y más completo en cuanto a nutrientes se trata. Además, hay pocas cosas más ricas que un sándwich tipo bolsillo preparado con un sabroso pan árabe/pita casero, ¿verdad? ;)
      Espero estar a la altura de tus expectativas con mis propuestas navideñas y por aquí te espero :)
      Besos grandes para vos.

      Eliminar
  7. Hola !!!! El pan de pita me gusta mucho aunque no la he probado nunca casera, con esta receta que nos brindas es mi oportunidad de hacerla en casa, me la apuntare en mi cuaderno y el día que me apetezca me pondre . Gracias por la receta y me encanta que nos ofrezcas dos recetas a la semana y ademas navideñas, esperare con ilusión este próximo martes ... un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, estoy segura que si probás de preparar esta receta quedarás muy complacida con los resultados, porque es muy sencilla (aunque tiene algunas mañas, sobre todo de tiempos de leudado), rendidora y no se compara con los panes que se compran por allí (incluso de panadería). Además, podés ponerle las harinas y las semillas que más te gusten ;)
      Espero estar a la altura de tus expectativas con las recetas navideñas y me alegra mucho que te entusiasme esta doble propuesta semanal en ocasión de ir preparando los menús para las fiestas :)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  8. Voy a poner la nota discordante, no me gusta el pan de pita, aunque también es verdad que no tengo ni idea de como sabría hecho en casa, jajaja, ya me conoces, no hago pan ni nada parecido pero siempre es un gustazo pasar por tu cocina, Silvina, es que eres una crack que haces de todo y por supuesto todo sanísimo... a veces me parece que como muy mal después de verte a tí, jajaja.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien tu nota discordante, mujer, porque para gustos se han creado los colores... ¿Verdad? ;) A mí me gusta mucho el pan árabe (aquí le llamamos así) porque siento que como poca miga y que en un formato tradicional o en forma de bolsillo puedo comerme un suculento sándwich con más relleno que pan. Ahora, eso sí, cualquier pan hecho en casa tiene mejor sabor e ingredinetes de mejor calidad (por lo menos, para mí) que el que compramos en mercados y panaderías. Además, con lo buena cocinera que sos creo que el pan es cuestión de que te pongas con una receta sencilla y no pares hasta que resulte porque seguro que te tiene que resultar ;)
      ¡Muchas gracias por tus lindas palabras!
      Un beso grande para vos.

      Eliminar
  9. Este pan en casa arrasa siempre, y a tí te quedó divino. Silvina, descubrí hace tiempo que si la bandeja del horno la calientas antes de introducir los panes, quedan muchísimo mejor. En la receta de mi blog, lo explico con más detalle, por si quieres verla.
    Pero integral, me la apunto, me ha encantado.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, aquí en casa gusta muchísimo este pan porque tiene poca miga, es muy práctico y versátil. El dato de la placa para horno precalentada es un excelente tip para tener en cuenta a la hora de prepararlos ;)
      Besos grandes para vos.

      Eliminar
  10. Sabes que hago pan en casa, pero te creerás que aún no he hecho pan pita en casa, y eso que no tiene mucha complicación jeje. Éste que hoy nos traes con semillas, tiene que estar delicioso y en casa seguro que arrasa. Lo voy a apuntar para hacerlo estos días. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nauzet, estoy segura que, si te animás a prepararlo, este pan te quedará delicioso porque es muy simple de realizar; además, con las semillas queda muy sabroso y completo ;)
      Eso sí, después contame qué te ha parecido :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  11. Hola! lo has explicado muy detallado y parece fácil de hacer...habrá que ponerse manos en la masa!! me lo reservo para probarlo tranquilamente en los días de vacaciones.
    Muchos besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegra mucho haber sido didáctica en la explicación :) La verdad es que es un pan muy simple, sin mayores complicaciones, que resulta bien sabroso y práctico.
      Estoy segura que si lo probás quedarás muy complacida con el resultado final ;)
      Besos grandes para vos y excelente semana.

      Eliminar
  12. Me encanta, los haré seguro.Aunque probaré de hacerlos con harina integral.Espero me salgan bien.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      Saludos.

      Eliminar
  13. Nunca he hecho este tipo de pan, y eso que me gusta mucho hacer pan casero...lo probaré siguiendo tu receta porque te ha quedado estupendo!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Este pan es muy simple de realizar, a la vez que práctico y gustoso. Incluso, podemos guardarlos en el freezer y recurrir a él cuando lo deseamos, solucionando una cena ligera, un día de picnic, la merienda, o la viandas para el trabajo o el colegio...
      Besos.

      Eliminar
  14. Me encanta el pan de pita y tu receta se ve excelente, gracias por compartirnosla!
    bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Diana, me alegra mucho que te guste mi receta :)
      ¡Gracias a vos por pasar a visitarme!
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Muy pero muy buena receta !!! me encanto !! gracias por compartirla !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      ¡Gracias a vos por dejarme tu comentario!
      Saludos.

      Eliminar
    2. Todo un arte el de tu cocina te felicito chef

      Eliminar
    3. ¡Muchas gracias! Me alegra mucho que te guste mi cocina y que te tomaras el tiempo para dejarme tu comentario :)
      Saludos.

      Eliminar
  16. me encantan tus recetas son fáciles de leer y seguir un abrazo grande desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me hace muy feliz saber que te gustan mi recetas y mi trabajo :)
      Abrazo grande.

      Eliminar
  17. una maravilla tu blog y lo que haces con tus recetas
    son faciles simples maravillosas
    muchas gracias por compartir ricas bellezas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores