Ravioles gratinados con salsa de queso azul de cabra

Si son de los que disfrutan de comer fideos gratinados (Mac 'n' Cheese o Macaroni and Cheese), esta pasta rellena gratinada con salsa de queso azul de cabra los va a dejar sin aliento. Es algo así como una pasta gratinada reloaded, con todo el sabor de, en este caso, unos ravioles rellenos de ricota y nueces más una salsa con espinacas, hongos Portobello y queso azul delicioso, a base de leche de coco. El plato tiene una textura suave, agradable y súper tentadora que les va a encantar. Espero que las fotos le hagan justicia porque, les garantizo, que si lo prueban será un exitazo con todas las letras 😍😍😍


Siempre recomiendo lo mismo: La pasta y sus hidratos de carbono no son el enemigo público número uno porque a la alimentación saludable hay que mirarla en contexto, en su totalidad. Comer buena pasta (casera, con harinas de calidad e, incluso, de otras harinas que no sean el clásico trigo candeal), acompañada de vegetales (y, de ser posible, legumbres para lograr un plato completo), en una porción aceptable, con salsa más o menos tradicional-calórica-interesante, no son un problema (siempre que no estemos realizando una dieta hipocalórica por razones de salud o sobrepeso en etapa crítica). Comemos con placer y sin culpa, con calma y paladeando la porción (razonable, claro está), nos hidratamos bien en el proceso y fin del asunto. En todos sentidos: Nos dimos el gusto (porque a la vida no vinimos a pasarla mal y sufrir), no sentimos culpa y lo dejamos atrás; el resto de nuestro día y los sucesivos buscamos el equilibrio, nos ejercitamos con placer (que tampoco vinimos a ser animales de carga que sufren en el proceso), mantenemos una conducta, somos mesurados y pensamos lo que nos llevamos  a la boca. Después de todo, esta no es una comida para el día a día; es un plato sencillo, pero súper gustoso, para consentirnos de vez en cuando. Incluso, es perfecto para preparar en porciones individuales en cazuelas, que permiten medir mejor las cantidades 😉


Y todo comenzó con la compra de un queso azul de cabra que es un sueño... Pero, si sólo hay un buen queso azul (en cualquiera de sus variedades) también estará de lujo 😊

¿Nos ponemos a la tarea? Salteamos en 1 cucharada de aceite de coco (o el de su preferencia) 1 cebolla cortada en brunoise, 200 gramos de hongos Portobello en láminas y 250 gramos de espinacas (en mi caso, estaban congeladas; pero, pueden estar crudas y picadas en juliana). Luego, condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada, 1 cucharadita de orégano, 1 cucharada de hongos en polvo y 1/2 cucharadita de ajo en polvo. Entonces, agregamos 500 cc. de leche de coco y, por último, incorporamos 180 gramos de queso azul de cabra desgranado.


Mientras se cocina a fuego bajo para que el queso se derrita y la salsa reduzca, cocemos los ravioles (en mi caso, unos 1400 gramos de ravioles de ricota y nuez porque éramos unos cuantos a la mesa). Cuando la pasta esta un pelín antes que al dente, la escurrimos y la incorporamos a la salsa que ya ha de estar en su punto ideal. Mezclamos para integrar y disponemos porciones en cazuelas o recipientes aptos para horno (puede ser una gran fuente que pueda llevarse directamente a la mesa). Si el material del recipiente lo requiere, podemos untar con aceite de coco, manteca/mantequilla o humedecer con rocío vegetal para que no se pegue la preparación.


Por último, espolvoreamos cada porción de pasta con una parte de 1 taza de mozzarella rallada (de ese modo, se derrite con mayor rapidez y de manera más pareja) y los 20 gramos restantes de queso azul de cabra.

Finalmente, llevamos los recipientes a horno fuerte para que se gratinen y servimos de inmediato. ¡Al ataque, mis valientes! 😋


Algunas observaciones y recomendaciones finales: Con estas cantidades comen 5-6 personas con buen diente; por eso, midan las cantidades de acuerdo a los comensales que se sienten a la mesa.

En esta receta, en lugar de cebolla pueden utilizar puerros/ajoporros, echalotes/chalotas o puerros baby/ajetes. De igual modo, pueden reemplazar los hongos Portobello por los de su preferencia o los que se den mejor en el lugar donde viven (shiitake, gírgolas/ostra, de pino, champiñones de París...)  y las espinacas por otras verduras de hoja (acelgas, hojas de zanahorias o remolachas/betarraga, endivias, berros, grelos...) o por espárragos.

Hay unas cuantas variedades de pasta rellena que resultan perfectas para este plato, además de los ravioles/ravioli que elegí. Pueden ser raviolones, agnolotti, capeletti o tortellini.


Si no consiguen queso azul de cabra, pueden utilizar otra variedad de sabroso queso azul o, incluso, reemplazarlo por gustosos quesos Cheddar (el verdadero, no el que se suele utilizar para gratinar en sándwiches), Gouda, Gruyere, Tilsiter, Sbrinz, Fontina...

Entretanto, si así lo prefieren, en lugar de emplear leche de coco en la receta  pueden utilizar leche de almendras que también aporta un sabor suave que quedará muy gustoso al reducir la salsa. En cualquier caso, si así lo desean, en lugar de utilizar leches vegetales pueden incorporar leches de origen animal.


Desde ya les digo: Es un placer encontrarse con porciones de ravioles ligeramente crocantes por acción del calor del horno y ni les cuento del deleite de la cubierta de queso gratinada que nos garantiza bocados plenos de sabores, gustosos, aromáticos y bien apetitosos que nos conquistarán en cuestión de segundos. Es que casi es amor a primera vista con esta receta 😍😍😍

Ricota y nueces + espinacas + hongos + queso azul + gratinado = Felicidad asegurada, bocado a bocado 😉

Antes de despedirme, quiero agradecerles todas las muestras de cariño y buenos deseos que me hicieron llegar por mi rodilla accidentada. ¡Muchas gracias de corazón! 💗💗

A propósito de ello, y sin ser María de los Dolores, les cuento que el médico me ha mandado a realizar una resonancia magnética para ver cómo marcha la rodilla y si hay alguna pequeña fractura o fisura de la rótula; pero, me aseveró que, en cualquier caso, no tendré que pasar por quirófano sino por gabinete de kinesiología para, entre otras cosas, recuperar masa muscular perdida por el traumatismo. En fin, que ya no veo la hora de abandonar el reposo (porque no puedo con mi genio ¡es que soy muy inquieta!) y poder volver a mi vida y a mi rutina de yoga Ommmmmm 😇

Nos reencontramos el próximo viernes. Les deseo una hermosa semana, disfruten junto a sus seres queridos y experimenten en la cocina.

Textos y fotografías: © Bouquet Garni Recetas
Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/Mediterranka Design/Studio Flergs/Bouquet Garni Recetas

Comentarios

  1. A mi me parece una maravilla de plato, contundente, pero sano, compuesto de buen género, para disfrutar de una buena comida con ingredientes escogidos. De momento me lo guardo para hacerlo en cuanto pueda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un plato para saborearlo me gusta, me alegro que estes mejor y no tengas que entrar en quirofano muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. Queso azul de cabra............... uau esto tengo que buscarlo!!! Soy amantísima de los quesos azules, y de los gratinados sin nata. Me encanta la combinación del relleno y la salsa, pero sobre todo... queso azul de cabra? En serio? Existe? Yo quiero de eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, como a vos, me fascinan los quesos azules y también me sorprendí al encontrarme con queso azul de cabra. Me enteré de su existencia en mis últimas vacaciones en el sur de mi país y, desde entonces, quise probarlo. No sé si en España se produce, pero espero que tengas éxito en tu búsqueda porque bien vale el esfuerzo ;)
      Saludos.

      Eliminar
    2. Querida Silvina, tu plato es de los que haría gozar a mi familia, nos encanta la pasta, y aunque por lo general la suelo cocinar de modo más saludable, básicamente por mi colesterol y el de otros miembros de mi familia, lo padecemos por herencia genética, y lo tenemos que mantener a raya, por eso cuando veo un plato que lleve queso en sus ingredientes, me hace desear comerlo como si no hubiera un mañana, jajajajaja.
      Pero no creas que no comemos queso, sí lo hacemos pero siempre con moderación, por eso este plato lo podríamos comer siempre que no se convierta en un hábito permanente.
      Ese Queso Azul de Cabra, tiene que ser una gozada, me gusta muchísimo el quesonde cabra, todos los que he probado son ricos con diferencia, el sabor suele ser mucho más potente que los de oveja, y ya ni se diga si lo comparamos con los de vaca, que duelen ser muy suaves.
      La pasta rellena me gusta comprarla fresca, nunca la compro seca, suele tener unos rellenos de sabor neutro que no me gustan, por eso siempre que puedo compro la de mejor calidad, lástima que aquí no se comercializa la pasta fresca recién elaborada, como en Italia, allí la venden al peso y es una gozada comprar al día lawue vas a consumir, no tiene punto de comparación con la que venden en los supermercados envasada al vacío. No sé si en Argentina, tenéis el mismo problema que aquí, que a menos que la elabores tú misma en casa, te tienes que conformar con la del súper.
      Besos y te deseo la mejor suerte para tu pronta recuperación.

      Eliminar
  4. Hola Silvina
    ¡Qué buena combinación de sabores!
    Una buena opción para estos congelados días en Ushuaia
    beso y buen domingo!

    ResponderEliminar
  5. Hola, qué plato tan rico, completo y único. La pasta nos proporciona toda la energía para seguir y si encima la disfrutamos tan rica, no se puede pedir más!! Un beso querida amiga!!

    ResponderEliminar
  6. A mí no me tienes que convencer. Sobran todas las palabras desde que he visto la primera imagen ¡esas cazuelas hablan por sí solas! y no sólo hablan ¡me llaman a gritos! ¡menuda cosa rica por favor! y como pongas el queso que pongas soy feliz ¡otra receta más que me llevo!

    ¡Besosmil!

    ResponderEliminar
  7. A veces tenemos la sensación de que hay que pedir perdón por la comida, y nosotras por publicar recetas que a primera vista no son todo lo sanas que requieren estos tiempos. Todo esto es un poco cansino, procuro pensar que publicamos para gente inteligente, es decir, si eres vegano y no quieres añadir queso, pues lo sustituyes si puedes y si no mira cualquier otra receta, que la red está llena. Si estás a dieta y es un plato calórico, pues lo mismo! En fin a mi me parece bien tener todas las opciones del mundo y la gastronomía si algo tiene es su inmensa variedad.
    Me han encantado tus raviolis, Silvina, desde luego es un plato de fiesta para disfrutar de una comida maravillosa, un diez!!
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  8. Madre mia que bueno la boca agua me has hecho!!besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores